Branding

La influencia de los movimientos gráficos en el diseño actual I

Cada año nos esforzamos por conocer las tendencias de diseño vigentes para aplicarlas a nuestro trabajo, pero ¿de dónde proviene nuestro propio estilo como diseñadores gráficos? Hacemos un repaso de los principales movimientos de diseño del siglo XX, aquellos que nos influyen, muchas veces, inconscientemente, con una reinterpretación actual de cada una de ellas. Seguro que reconoces referencias de tu estilo en algunos de ellos porque es el diseño que nos precede e influye en la actualidad.

1. Modernismo o Art Nouveau

Antes de sumergirnos en el siglo XX, es necesario hacer una retrospectiva hasta finales del siglo XIX, cuando la Revolución Industrial dio paso a la producción en masa. En contraposición, aparece en Reino Unido el movimiento Arts and Crafts, fundado por el polifacético William Morris -fue diseñador, arquitecto, poeta, novelista, activista socialista y maestro textil-, con la intención de poner en valor la creación artesanal frente a la despersonalización de los productos en masa. Este movimiento se extiende por toda Europa como una tendencia de diseño, perdiendo el compromiso social con el que fue concebido, lo que da paso al Modernismo o Art Nouveau. 

El Modernismo se desarrolla durante la Belle Epoque (1890-1910) y fusiona diseño y funcionalidad, arte y vida, potenciando la estética. Sus principales características son líneas orgánicas con inspiración vegetal, integración de elementos de la naturaleza y predominancia de imágenes femeninas; formas redondeadas y asimétricas, tipografías muy adornadas, y trazos curvos y relajados que abogan por la libertad de creación frente a la industrialización y que envuelven el elemento central. Predominan los colores planos. Este estilo, sin duda, potencia el sentido decorativo del diseño gráfico, la sensualidad y lo exótico.

La influencia de la historia gráfica en el diseño actual
Femme A La Marguerite de Alphonse Mucha.

Los diseñadores de referencia son Alfons Mucha, Charles Rennie Mackintosh y Peter Behrens.

2. Constructivismo

El constructivismo nace en Rusia en la primera década del siglo XX como rechazo a los excesos decorativos del Modernismo o Art Nouveau que se concebían como propios de la burguesía. Su precursor Vladimir Tatlin, gran influenciado por la geometría de Picasso, buscaba el sentido social y el bien común en el diseño. Este movimiento se desarrolla en paralelo al Suprematismo ruso de características similares en lo estético, pero sin trasfondo social. Con la Revolución de Octubre de 1917, el Constructivismo toma fuerza y se convierte en el estilo central de la propaganda soviética.

La influencia de los movimientos gráficos en el diseño actual
Cartel formato 50x70 cm de Truyol Digital que recrea el famoso cartel de Ródchenko sustituyendo a la rusa Lilia Brik gritando “Libros”, por William Morris gritando “Diseño”, el que se considera precursor del diseño gráfico tal y como lo entendemos actualmente. Está impreso sobre un papel estucado mate de 200 gr con certificado de sostenibilidad FSC.

Los diseñadores más destacados del Constructivismo son Vladimir Tatlin, Aleksander Ródchenko, Varvara Stepanova, Markovich Lisitzki y los hermanos Stenberg. 

3. La Escuela Bauhaus

La Bauhaus aparece tras el fin de la Primera Guerra Mundial en 1919, en Weimar (Alemania). Su fundador Walter Gropius fue alumno del modernista Peter Behrens, aunque tiene una clara influencia del Constructivismo ruso.

La Bauhaus se traduce como “casa de construcción” y es que aunaba diseño, arte y arquitectura para aportar una estética a los productos industriales sin perder la funcionalidad. Las principales características de esta escuela que ha marcado un estilo propio son la importancia de la composición a través del estudio del espacio, la forma y el color. Se utilizan las formas equilibradas, abstractas y geométricas. Las líneas, cuadrados y círculos forman las composiciones, y se establece una jerarquía tipográfica para dirigir la atención del espectador. La tipografía por excelencia de este estilo es la Universal, de palo seco y geométrica, que solo contiene letras minúsculas. Predominan los colores primarios -rojo, azul y amarillo- el negro y el blanco. Este estilo busca devolver el diseño a una práctica vida cotidiana sin ornamentos.

Los profesores más destacados de la Bauhaus son Josef Albers, Wassily Kandinsky y Paul Klee. También cabe señalar a Herbert Bayer, Hannes Meyer, Ludwig Mies van der Rohe y Lilly Reich.

4. Art Decó

Paralelo a la Bauhaus alemana, florece el Art Decó en Francia durante los años 20 con la intención de aportar optimismo y alegría tras las consecuencias de la Primera Guerra Mundial, recalcando el progreso hacia el futuro. Esto se refleja en la integración de los avances tecnológicos de la época en los diseños: radios, aviones, rascacielos…

El movimiento Art Decó utiliza las líneas geométricas, los patrones y la simetría con mucha elegancia, también en las tipografías. Aquí predominan todos los colores, preferiblemente en su tonalidad más intensa: rojo, azul, rosa, dorado, negro… El Art Decó se convirtió en reflejo del glamour y el lujo, pero también del progreso social y tecnológico.

Expositor PLV de cartón corrugado con mostrador hexagonal Perseus de Truyol Digital con patrón Art Decó. Los colores empleados son el negro y el dorado, lo que le aporta la elegancia característica de este movimiento. Se trata de una opción idónea para el escaparate de una boutique.

Los diseñadores de referencia en este estilo son Cassandre, Charles Henri Honoré Loupot y Jean Carlú.

5. Estilo Tipográfico Internacional

Este movimiento, más conocido como “Estilo Suizo” se desarrolla durante los años 50 en el país alpino, aunque se extenderá por todo el mundo. La estabilidad del país tras la Segunda Guerra Mundial gracias a su neutralidad propició la migración de muchos europeos, lo que derivó en la necesidad de crear una comunicación gráfica comprensible para todos, independientemente del idioma.

Gran influenciado por el Constructivismo o la Escuela Bauhaus, el diseño suizo se basa en el orden y la sencillez. Sus principales características son estructuras reticulares con composiciones asimétricas, la inserción de fotografías en blanco y negro, el uso de tipografías de palo seco con justificación en bandera y la aplicación de colores planos. Todo esto se engloba en la intención de comunicar de una manera límpida y objetiva potenciando la legibilidad y el impacto visual. En el campo tipográfico cabe destacar la aparición de la Folio, la Univers y, sobre todo, la Helvética, creada por Max Miedinger. Este estilo concibe el diseño como un vehículo social necesario para comunicar con objetividad y que facilite la comprensión universal.

Conjunto de papelería basado en el estilo suizo: carpeta díptico con lomo, bolsillo y solapa adicional y sobre con cierre recto impresos en el papel Folding Simwhite de 155gr con plastificado mate; folio offset 100 gr con membrete corporativo, y tarjeta de visita clásica impresa sobre el papel estucado mate 350 gr. Todos los soportes disponen del certificado de sostenibilidad FSC.

Los diseñadores que sobresalen en los años 50 en Suiza son Ernst Keller, Max Bill, Théo Ballmer y Josef Muller-Brockman.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *