Ideas Creativas

Los calendarios más instagrameables para 2020

Los calendarios corporativos en forma de obsequio navideño siguen estando a la orden del día a pesar de todas las herramientas digitales a nuestro alcance. En clave corporativa, se trata de un elemento publicitario imprescindible porque son económicos y muy eficaces para mostrar una marca, productos y/o servicios durante todo el año. En clave de usuario, se demanda cada vez más una pieza especial lejos de los aburridos y nada originales calendarios corporativos más convencionales.

Te mostramos algunas herramientas de la impresión digital para potenciar el diseño y conseguir un calendario 2020 original, que sorprenda al cliente y contribuya a mejorar su percepción de marca, pero que contenga toda la esencia de la empresa con papeles creativos y soportes poco corrientes, tintas especiales, elaborados troqueles, acabados estimulantes y múltiples herramientas para su personalización en serie:

Los acabados y tintas más especiales

La labor del diseño toma cada vez más relevancia en términos de consumo: muchas empresas ya han comprobado la repercusión de un buen diseño en sus datos de ventas y es que el consumidor actual demanda personalización, diferenciación y mucha creatividad, piezas instagrameables, algo que impacte de alguna manera en él y pueda considerarse especial. Para ello, los acabados de la impresión digital son la mejor opción para convertir un bonito diseño de calendario en una pieza exclusiva y, en función de cómo se apliquen, pueden adaptarse a diferentes tipos de empresas.

El caso de este calendario con las fases lunares es un buen ejemplo: Se trata de un calendario póster pensado para una agencia de viajes bajo el nombre ficticio de ‘Moon Traveler’ que regala esta pieza a sus clientes más fieles. Cada fase lunar está plasmada mediante estampado digital en color plata que, además de tener un espectacular acabado metalizado, aporta relieve, lo que le confiere una cualidad táctil al calendario y lo convierte en una estupenda pieza de decoración.

Siguiendo con los acabados, además de utilizarse para añadir valor al diseño, pueden aplicarse de manera práctica. El barniz selectivo en dimensión 3D es una solución para imprimir en braille gracias a su relieve. Este calendario de mesa con peana vertical está pensado para una asociación de apoyo a discapacitados visuales. El sistema del calendario está diseñado para que puedan coger cada ficha mensual de manera independiente y palparla sin necesidad de sostener la pieza completa. Además, se complementa con la información de un calendario regular, una herramienta perfecta para la inclusión del lenguaje de signos en la sociedad.

El calendario está impreso con los colores corporativos de la asociación a partir de la Carta de Color Simulación Pantone® de Truyol Digital, un catálogo con más de 1 500 colores posibles de emular a partir de la impresión con siete tintas (CMYK + Violet + Orange + Green). Asimismo, es posible solicitar la reproducción de colores que no estén recogidos en la Carta de Color para personalizar la impresión de una forma más económica que si aplicásemos las costosas tintas planas.

Otra manera de imprimir calendarios creativos es utilizar soportes poco habituales y, si es en combinación de exclusivos acabados, mucho mejor. En este caso, el calendario va destinado a decorar las tiendas de una firma de moda de lujo: Se trata de un calendario de pared de grandes dimensiones impreso sobre el soporte rígido dibond blanco con acabado de texturas con relieve. En este caso, se simula la textura de la piel de cocodrilo interpretada en el arte final mediante diferentes volúmenes de capas de tinta blanca, tintas CMYK para darle el color y capas de barniz aplicadas de manera selectiva para aportar brillo a la pieza. De esta manera se consigue una superficie rugosa que los clientes no se resistirán a tocar.

Los calendarios más prácticos también pueden ser auténticas piezas de fidelización. Este calendario de pared wire-o diseñado para una supuesta marca de whisky con tradición pero que se dirige a las nuevas generaciones de millenials es inédito por tres factores: su formato, el soporte en el que está impreso y las tintas especiales aplicadas.

Y es que los pequeños detalles son los que convierten un calendario en una pieza atrayente y la combinación de varios en extraordinaria: el cambio de formato del convencional calendario de pared rectangular a una forma cuadrada, las llamativas tintas de color rosa flúor y blanco, esta última aplicada tanto para opacar reservas del diseño, como parte creativa sobre la transparencia del papel sintético de poliéster en el que está impreso, un soporte inusual.

Calendarios de oficina

Si además de ser creativo, es útil, el calendario multiplicará su impacto durante todo el año. Este calendario de mesa wire-o con bolsillos, impreso para una supuesta papelería de barrio, es idóneo para estudiantes o para la oficina. La pieza incluye dos bolsillos exteriores para insertar material de papelería como tijeras, bolígrafos o subrayadores, y un bolsillo en cada mes para guardar documentos, notas, fotografías u otros recordatorios. Se trata de un calendario anual que su receptor querrá conservar ya que contiene todos los recuerdos acumulados durante el año.

Los calendarios interactivos también son eficaces para perdurar en la mente del consumidor. Este calendario-rueda de mesa requiere de la interacción del cliente para visualizar el día correcto; la marca será recordada, al menos, un instante al día.

Se trata de un calendario perpetuo – válido para todos los años- personalizado con el logo de una ficticia tienda de regalos y objetos de diseño y decoración. Este calendario de mesa se ha impreso sobre papeles creativos de color y con textura, lo que le aporta un carácter premium al conjunto y hace aún más especial la pieza. La funda exterior se ha impreso sobre el papel Materica Cobalt, las palas interiores están impresas sobre papeles creativos de tonos tostados: el Kraftliner, el Materica Kraft y el Nettuno Grigio con textura lineal. Para los caracteres y el diseño se ha utilizado la especial tinta blanca, un color muy elegante y eficaz sobre soportes creativos de color.

La impresión digital está al servicio del diseño con soluciones creativas -soportes, acabados, troqueles y tintas especiales- que, bien elegidas y combinadas, pueden dar como resultado calendarios muy instagrameables que ayudarán a la imagen de la empresa. Se trata de una cuestión de percepción de marca y fidelización en cada detalle de la empresa con el cliente. Son básicos de branding que se pueden trasladar de manera muy positiva a otros canales virales como las redes sociales convirtiendo un simple calendario corporativo en una pieza única.

5/5

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *