Tutoriales

Prepara el arte final para imprimir con tinta plata o para metalizar los colores

La tinta plata metalizada evoca sofisticación, elegancia, modernidad, innovación y muchos otros aspectos que ya vimos en “Tinta plata: metaliza tus diseños con la tinta más sofisticada”. Ahora te mostramos cómo preparar el arte final de manera correcta, tanto si quieres incluirla en bruto en tu diseño, o en combinación con otros colores para metalizarlos.

La tinta plata metalizada se puede aplicar sobre una infinidad de productos de pequeño formato para aportar un toque prémium: elementos publicitarios como folletos, cartelería, invitaciones o tarjetones; cartas restaurante, etiquetas y adhesivos, tarjetas de visita, calendario, portallaves u otros elementos de branding ; y material corporativo como carpetas, portadas, cubiertas de libro, revistas, cuadernos, dosieres… Todos aquellos diseños impresos con tinta plata metalizada o algún otro color metalizado, obtendrán las connotaciones propias de este pigmento argénteo que añade mucho valor a la composición y al producto final.

Póster fotográfico con las fases lunares impresas con tinta plata metalizada aplicada en masa de manera directa.

A continuación, te explicamos, paso a paso, el proceso de preparación del arte final de un diseño que incluye tinta plata metalizada aplicada de manera directa:

  1. En el caso de que el diseño se componga de fotografías o imágenes de píxeles, previamente se deberá convertir a escala de grises en Photoshop y guardarlo en formato TIFF.
  2. A continuación, se abre en Illustrator. Aquí es necesario crear una nueva muestra de color en la tabla de “Muestras”. Esa nueva muestra ha de ser una tinta plana nombrada “Silver”.
  3. Solo queda seleccionar la imagen y rellenarla con la nueva muestra “Silver”.

    ¿Sencillo, verdad? Ahora veremos los requisitos a incluir si queremos combinar la tinta plata con las tintas CMYK para metalizar los colores y otras posibilidades:

    Lámina con imagen de vectores que combina tinta plata aplicada de manera directa en la tipografía con colores metalizados en los pájaros.
  1. En el caso de que el diseño se componga de vectores, directamente se comienza por crear una nueva muestra bajo el nombre de “Silver”. Esto es para que la prensa digital reconozca la impresión de un quinto color.
  2. A continuación, se selecciona la zona a metalizar y se rellena con la tinta “Silver” con la opción de “Sobreimprimir relleno” para combinar la tinta plata con las tintas CMYK. La tinta plata siempre ha de ir por encima.
  3. Si lo que se busca es incluir la tinta plata metalizada en bruto junto con colores metalizados en el mismo diseño, la diferencia está en NO aplicar la opción de sobreimprimir.
  4. Para introducir un acabado, se debe generar una segunda página en el pdf en la que se indique el área a aplicarlo. Cada acabado tiene su particularidad: para incluir barniz selectivo 2D o estampado digital, se rellena la zona de 100% color negro, en degradado de negro para barniz 3D; o expresado con líneas coloreadas al 100% de cian en el caso de las líneas de troquel. Consulta nuestra sección de tutoriales, encontrarás cómo artefinalizar con el acabado deseado.

Recomendaciones para el diseñador

Es posible aplicar tinta plata en cualquier impresión en pliego con formato máximo de 31×44 cm.

Se imprime sobre papeles con estuco para un resultado de impresión perfecto y un efecto metalizado impecable.

El arte final ha de entregarse en formato pdf con una resolución mínima de 300 px y a tamaño real. Este documento PDF debe tener un sangrado perimetral de, al menos, 3 mm y las tipografías utilizadas en el mismo deben ir trazadas.

En el caso de aplicar la tinta plata para metalizar colores, es necesario tener en cuenta que el efecto metalizado destaca más en combinación con colores poco saturados. No se recomienda aplicar sobre fondos muy oscuros.

Cama de Blanco + Tinta Plata

Cuando queremos aplicar tinta plata metalizada sobre soportes translúcidos o transparentes, es necesario aplicar una capa base de tinta blanca, en el caso de que se busque generar opacidad. Para hacer una cama de blanco, realizamos una selección encima de la zona de diseño que queremos opacar y la rellenamos de un color directo de tinta al que renombramos como «White». Una vez creado el nuevo color «White», lo seleccionamos y marcamos la opción de sobreimpresión relleno. Consulta el tutorial de tinta blanca para conocer más detalles.

Comienza ya a diseñar con tinta plata metalizada para convertir cualquier pieza en un un elemento prémium.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *