Tutoriales

Cómo entregar el arte final cuando se aplica tinta blanca

24 de Julio de 2017

Los diseños adquieren una luz especial cuando se usa la tinta blanca sobre papeles de color, metalizados, sintéticos y transparentes. Pero para conseguir este efecto el arte final enviado a imprenta debe cumplir una serie de características técnicas.

Insertar detalles en tinta blanca sobre papeles creativos de colores, preferiblemente en tonos oscuros, aporta un alto impacto visual, muy valorado, sobre todo, por agencias de publicidad y marcas.

Para evitar que se pierda la zona impresa en soportes transparentes, la tinta blanca se utiliza como capa base en las imágenes en CMYK con el fin de generar opacidad sobre este tipo de soportes (vinilos, polipropilenos autoestáticos, PVC para cubiertas, etc.) Como resultado, la impresión gana en calidad y los colores de la imagen quedan resaltados por encima de la tinta blanca, viéndose más nítidos.

Al igual que la tinta rosa fluorescente, la impresión digital con tinta blanca produce un efecto reclamo en el consumidor, lo que la convierte en la opción ideal para trabajos comerciales o que se vayan a exponer en lugares concurridos y puntos de venta.

Para resolver las dudas sobre el proceso de preparación del arte final de un diseño que incluye tinta blanca, se pueden consultar los siguientes pasos:

  1. Una vez que hemos realizado nuestro diseño, procedemos a separar en dos páginas independientes el CMYK y la selección de la imagen en la que aplicaremos la tinta blanca. Quedaría de la siguiente manera:
  2. En la página 1 creamos un color de tinta blanca al que renombramos como “White”. Seleccionamos la parte del diseño en la que queremos utilizar la tinta blanca y la rellenamos con el color “White”.
  3. En la página 2 incluimos la parte del diseño que se imprimirá en CMYK.

Recomendaciones para el diseñador

Hay que tener en cuenta una serie de especificaciones técnicas a la hora de hacer el arte final. Para imprimir con una calidad óptima es necesario que los diseños se entreguen con una resolución mínima de 300 dpi a tamaño real y en formato PDF. Este documento PDF deberá contar con un sangrado perimetral de, al menos, 3 mm y las tipografías utilizadas en el mismo deben de ir trazadas.

Cama de Blanco

Para generar la cama de blanco hacemos una selección encima de la zona del diseño sobre la que queremos opacar y la rellenamos con un color de tinta plana al que renombramos como “White”. Una vez creado el nuevo color “White”, lo seleccionamos y marcamos la opción de sobreimpresión relleno.

Toda la información recopilada en este artículo puedes encontrarla en la Guía Técnica de la Tinta Blanca que hemos elaborado.

Etiquetas: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te interese